¡Suscríbete!

Mediación vs Tribunales

Soy abogado y mediador, y no, no me gusta como muchas personas hablan de las ventajas de la mediación en detrimento de los tribunales de justicia, de la justicia tradicional, de la que convive con nosotros, ante la aparición de los métodos alternativos de solución de conflictos.

Siempre dije que, para demostrar las bondades de algo, no debemos apoyarnos en las debilidades del otro. Son caminos diferentes, aunque se trate de llegar al mismo lugar. La mejor forma de entenderlo es pensando en un viaje, ¿es mejor ir en tren, en avión, en coche o andando? Pues pregúnteselo a quienes hacen el camino de Santiago, o quien va de viaje por negocios, o quien inicia un viaje por vacaciones para conocer diferentes lugares con su familia…

Todos son útiles, todos son necesarios. El respeto hacia todos los medios es necesario para una convivencia eficaz.

Esta relación de virtudes, querido/a lector/a, no habla más que de las bondades de la mediación, pero nunca en descrédito de otras vías, porque también sería sencillo hablar de las “desventajas” de mediar, sobre todo en aquellas personas que no tienen actitud, la clave de toda mediación.

Por eso hoy me atrevo a decir las bondades de la justicia tradicional, de los tribunales, porque el respeto entre ambas vías debe ser la bandera de la convivencia entre ellas.

Crecimos los mediadores, sorprendidos por las ventajas de la mediación:
  • Favorece la comunicación entre las partes enfrentadas
  • Disminuye las tensiones de las partes en conflicto y sus emociones
  • Ellos mismos asumen las responsabilidades de la solución empoderándoles
  • Las soluciones se ajustan a lo que de verdad necesitan
  • No existe la sensación de ganador o perdedor, sino del empate
  • No se centra en el pasado sino en el futuro
  • Favorece la flexibilidad, adaptando el “traje” de forma artesanal para que le quede bien a los mismos
  • En definitiva, el nivel de cumplimiento de lo acordado, al ser lo que quieren es muy muy alto
  • Y todo ello porque permite soluciones más creativas que previenen problemas de futuro

Mediación Vs Tribunales
Los Tribunales, la justicia tradicional, tiene grandes ventajas:
  • La profesionalidad del Juez y de los abogados de las partes, permite entrar a desenredar el conflicto legal (la interpretación de las leyes)
  • El juez, si las partes no ceden, determina el resultado una vez que delegaron el protagonismo a los abogados
  • La comunicación se produce entre abogados para la búsqueda de la solución, cuando muchas veces no es posible la comunicación entre ellos
  • Con independencia de que necesiten otra ayuda, abarca el cumplimiento o incumplimiento de la ley
  • Ante incumplimientos de las partes, se exige, para no dejarlo al libre albedrío de las mismas
  • Jueces, abogados y fiscales, siempre antes de una decisión judicial, permiten que por representantes (no existe desgaste emocional) se acuerde una salida al problema

Ahora es usted, sí sí, usted, quien decide donde acudir. Si está dispuesto a dialogar y “reconocer, aunque no comparta lo que piense la otra parte”, venga a mediación.

Si usted, querido amigo o amiga, necesita que alguien le ayude y le cede el poder de decisión, acuda a su abogado y déjele que negocie en su nombre, y si no es posible, que reclame ayuda en la decisión de los jueces. Es más, son vías complementarias, porque muchas veces si no es posible una mediación o esta es fallida, acudiréis a los tribunales y, otras veces, son los propios tribunales, quienes, suspendiendo sus decisiones, derivan a mediación para la búsqueda de la solución. ¿Alternativas?, no hombre no: Complementarias.

Deja un comentario