mediacion y resolución de conflictos

La Mediación, principal fuente de resolución de conflictos

EIM 15 / marzo / 2021

Mediación y resolución de conflictos

Mediación y resolución de conflictos, dos conceptos que se dan la mano y que gracias al Servicio de Mediación de la Defensoría del Pueblo Andaluz se ponen en marcha para resolver conflictos que puedan surgir entre ciudadanos y la propia administración pública.

Se trata de resolver diferencias de forma «pacífica» a fin de evitar llegar a otras vías (judiciales) que puedan retrasar el acuerdo entre las partes. Éstas siempre son libres de determinar una solución a su problema y a menos que no se llegase a un acuerdo, el Defensor intervendría para definir los pasos a seguir.

El mediador o mediadora ayudará a alcanzar un acuerdo aceptable para las partes.

Gracias a la actuación de profesionales los procesos suelen hacerse de forma ágil y segura, aumentando así la satisfacción de las necesidades de ambas y el diálogo para llegar a un entorno de entendimiento.

Modelo de Mediación del Defensor del Pueblo Andaluz

El dPA ha planteado un modelo para abordar la mediación en sus diferentes intervenciones.

  1. Imparcialidad: La mediación debe velar por los intereses individuales de la ciudadanía y los colectivos, siendo imparcial con las partes.
  2. Voluntariedad: La mediación puede ser o no aceptada por las partes, a excepción de la Administración Pública, que está invitada a participar los procesos mediadores del dPA.
  3. Finalidad: La mediación conlleva un triple propósito: encontrar una solución + mejorar el diálogo y entendimiento entre las partes + trasladar la cultura a la ciudadanía.
  4. Propuestas de solución: El defensor puede hacer propuestas de solución en situaciones en que las partes no logren llegar a un acuerdo.
  5. Confidencialidad: Importancia de proteger la información entre las partes.
  6. Agilidad: La mediación debe ser un proceso ágil y favorecedor de la búsqueda de nuevos enfoques a la solución del conflicto.
  7. Elementos en Común: Las características son comunes al resto del proceso de la mediación; actuación flexible, adaptable a las necesidades de las partes y con estas como protagonistas.

Un modelo, el de la mediación del Defensor del Pueblo Andaluz, que sin duda, conllevará acciones positivas a la ciudadanía.

Fórmate con EIM

Consulta nuestros cursos expertos para ejercer la mediación

 

¡Infórmate!