CLAVES PARA UNA SESIÓN DE MEDIACIÓN EN RED EXITOSA

Claves para una sesión de mediación en red exitosa

EIM 10 / noviembre / 2020

Elaborado por D. Juan Diego Mata Chacón, Letrado del ICA Sevilla y experto docente de la especialidad de mediación en Red (ODR)

Todas las sesiones de trabajo con nuestros clientes deben construirse sobre dos pilares básicos para garantizar el éxito de nuestro trabajo. En muchas ocasiones, profesionales con los que trabajamos en su entrenamiento profesional quieren una ruta de trabajo para seguir un protocolo como si fueran las instrucciones para montar un mueble. Sin embargo, una de las características del trabajo mediador es la integración del proceso para dar una respuesta a medida al caso que el cliente nos trae a nuestro despacho.

 

Si llevamos esta idea al campo de la mediación on line debemos diferenciar esos dos pilares que a mi humilde entender son relevantes en el diseño de cualquier sesión de trabajo que se puede producir en cada expediente: estructura y contenido. Creo que ambos elementos son responsabilidad del trabajo del mediador y por ello, tanto la estructura de cada sesión de trabajo como el contenido de la misma, deben ser evaluados por el mediador y, sobre todo, trabajados.

Respecto a la organización de toda sesión de trabajo propongo la siguiente estructura para todas las sesiones de trabajo que se den en el expediente:

 

– Resumen de la sesión anterior.

– Trabajo de los puntos del día.

– Propuesta puntos de trabajo para la siguiente sesión.

 

Con este esquema de trabajo conseguimos que el cliente tenga una sensación de avance en el trabajo de gestión que se está realizando y conseguimos desde la perspectiva del profesional, estructurar la línea de trabajo que estemos siguiendo. Esta estructura de trabajo no está reñida con la flexibilidad que caracteriza el trabajo en mediación porque serán las partes las que vayan facilitando al mediador el contenido de las mismas ya estemos en fase de información, análisis y propuesta de soluciones.

 

El segundo pilar profesional tiene relación directa con el trabajo en situ en tanto en cuanto se celebra cada una de las reuniones no presenciales en la gestión de conflicto, pero desde la perspectiva del mediador, ¿qué elementos nos pueden ayudar a crecer profesionalmente en el campo de la mediación en red? Es importante tener en cuenta que marcar la diferencia en la celebración de la reunión depende del mediador y por ello, recomiendo estos tres ingredientes con los que “cocinar” una buena sesión de trabajo de mediación en red:

 

– Preparación: respecto al contenido que va a tener la sesión, es decir, las partes deciden, pero es el mediador quien dinamiza la reunión de trabajo. Hay diferencias entre una sesión de identificación del conflicto, una sesión de búsqueda de opciones o una sesión de cierre de acuerdos. Esto es competencia del mediador y debe estar configurado antes de la sesión.

 

– Conocimiento: contando con el tipo de caso que estemos trabajando, toca analizar que herramientas son útiles para la sesión de trabajo que se va a realizar, pero, sobre todo, que el profesional defina cuál es su intención al utilizar esa herramienta. Sólo así, podrá evaluar su trabajo con posterioridad preguntándose si el objetivo que quería alcanzado, ha sido resuelto.

 

– Creatividad: la capacidad de adaptación del mediador in situ, quizás sea la parcela más difícil de trabajo porque no hay tiempo para pensar, hay que tener la habilidad de cambiar el modo de comunicar, el discurso y la comunicación no verbal en función a las necesidades de la reunión que se esté celebrando.

 

Tenemos pues una oportunidad de aplicar esta propuesta para conseguir reuniones de mediación en red que sean eficientes, prácticas para nuestros clientes y satisfactorias para el profesional que la ha impulsado.

 

Cada vez son más los procedimientos que combinan procesos tradicionales de la resolución y gestión de conflictos (como la mediación, el arbitraje, la facilitación de diálogo, etc…) con la tecnología en línea.

 

La especialidad de mediación en red (ODR) que ofrece la Escuela Internacional de Mediación, puede ayudarte a cubrir este ámbito y servir como complemento fundamental a otros ámbitos profesionales, permitiéndote acceder a los principales registros.

Fórmate con EIM

Consulta nuestros cursos expertos para ejercer la mediación

 

¡Infórmate!