Currently set to Index
Currently set to Follow
factores a tener en cuenta en la mediación

8 factores que debes tener en cuenta si eres mediador

Rocío Sánchez 21 / noviembre / 2019

Si eres un apasionado de la mediación, puede que ya conozcas las ventajas de esta herramienta. La mediación permite, entre otras, facilitar el diálogo entre dos personas, así como alcanzar un acuerdo consensuado. Sin embargo, no todo el mundo conoce la parte más compleja de esta profesión. Existen ciertos factores que deberías tener en cuenta si trabajas en mediación, ya que tendrás que enfrentarte a situaciones difíciles debido a la carga emocional. ¡Toma nota!

Ser imparciales

Los mediadores deben mantenerse completamente neutrales, por complicado que sea. Por ello, tienen que equilibrar constantemente la balanza, otorgando a ambas partes el mismo tiempo para expresarse y explicar sus posturas.

Además, es importante reseñar que el mediador no juzga. Su labor principal es escuchar a las partes enfrentadas, sin posicionarse, para que sean capaces de llegar a un acuerdo.

Respetar la voluntariedad de la mediación

Es normal que, como profesional de la mediación, quieras que todo el mundo descubra sus ventajas. Sin embargo, no todas las personas aceptan este proceso. La mediación debe efectuarse de manera voluntaria, por lo que es imprescindible respetar la decisión de las partes implicadas.

Asimismo, gran parte del éxito se debe a que ambas partes acuden de manera voluntaria, por lo que los mediadores deben limitarse a ofrecer sus servicios sin llegar a imponerlos.

Acatar todas las reglas

Como en cualquier trabajo, la mediación tiene una serie de normas que deben cumplirse estrictamente. Antes de comenzar con una sesión, es imprescindible fijar unas pautas de comportamiento para que el proceso pueda desarrollarse de manera adecuada. Algunas de estas normas podrían ser no gritar, respetar los turnos y evitar los insultos.

Puede que las partes afectadas, en determinadas ocasiones, se salten algunas de las normas. Sin embargo, el mediador deberá recordar las pautas de comportamiento marcadas y trabajar siempre dentro de las mismas.

Preguntar en exceso

A veces, para alcanzar la raíz de un problema, los mediadores realizan preguntas innecesarias. Aunque la recogida de información es fundamental, en estos casos es más importante la calidad que la cantidad. Por ello, solo debes preguntar por aquello que es realmente necesario, respetando que la otra persona se exprese como quiera. ¡En ocasiones, menos es más!

Discutir con alguna de las partes

Es uno de los errores más graves. Aunque pueda resultar difícil en algunos casos, nunca se debe tomar parte del conflicto ni convertirlo en algo personal. Si se llegase a ese extremo, el mediador debería abandonar el proceso de forma inmediata. Recuerda que el principio de voluntariedad no solo tiene que ver con las partes implicadas, también con profesional. ¡Es uno de los factores que deberías tener en cuenta si trabajas en mediación!

La importancia de los silencios

El silencio es un recurso muy valioso. Normalmente, tras un silencio incómodo, las personas suelen abrirse y comienzan a dialogar. Además, algunos silencios, dependiendo de su intensidad o emoción, también transmiten información sobre la persona que tenemos delante.

Despreciar o invisibilizar un problema

Nunca se debe restar importancia a un problema, por insignificante que parezca. Cada persona siente las cosas de manera distinta, por lo que algo que para ti es una nimiedad podría suponer a la otra persona un auténtico drama. Las personas acuden a mediación precisamente por eso, porque lo sienten como un problema que interfiere en su vida.

Formación continua

Los mediadores nunca deben dar por hecho que ya lo saben todo. El artículo 6 del Real Decreto de Mediación establece que los mediadores deben realizar una o varias actividades de formación continua al menos cada cinco años. Por eso, si quieres seguir avanzando en el mundo de la mediación, aquí puedes encontrar nuestros cursos de especialización. ¡Apúntate y sigue aprendiendo!

Fórmate con EIM

Consulta nuestros cursos expertos para ejercer la mediación

 

¡Infórmate!