Currently set to Index
Currently set to Follow

Mediación Civil: Cuáles son sus ámbitos de actuación

Los profesionales que deciden hacer de la Mediación su vocación y su trabajo, resultan cada día más imprescindibles. En un mundo en el que aumenta la agresividad, los conflictos y la beligerancia, la resolución pacífica de conflictos se convierte en un valor que no podemos dejar de transmitir a las nuevas generaciones. Por eso a continuación te contaremos un poco más sobre la Mediación Civil.

 

Mediación Civil: En qué ámbitos y conflictos puede aplicarse

 

A continuación te enumeramos los distintos casos en los que un proceso de Mediación Civil puede aplicarse para conseguir una resolución pacífica del conflicto.

 

1. Contratos de carácter civil. Todos los contratos que se desarrollen entre 2 personas y que generen algún desacuerdo pueden resolverse a través de un proceso de Mediación: donaciones, hipotecas, accidentes de circulación, compraventas, etc.

 

2. Conflictos entre personas por propiedades especiales, como pueden ser la propiedad intelectual, horizontal, etc.

 

3. Conflictos entre personas, ya sea por convivencia o amistad. Todos estos conflictos que se puedan originar fuera de algún vínculo familiar también son susceptibles de ser resueltos a través de la Mediación Civil.

 

4. Conflictos entre vecinos. Este es uno de los ámbitos en el que más se utiliza la Mediación Civil. Convivir en una comunidad de vecinos puede ocasionar muchos conflictos que en ocasiones se mantienen durante años, perjudicando gravemente al conjunto de las personas más que a las partes involucradas. Es por ese motivo que la intervención de la Mediación puede resultar fundamental para un entendimiento rápido y flexible.  En este caso se incluyen conflictos de convivencia, obras, uso de los espacios comunes, deudas, molestias, etc.

 

5. Conflictos entre inquilinos o propietarios de locales comerciales. Estos conflictos suelen generar, además de estrés, muchas consecuencias económicas para ambas partes. La resolución rápida del problema mejorará el resultado económico de las personas involucradas por lo que un proceso de Mediación Civil suele ser la mejor opción. Entran dentro de este ámbito todos los problemas de impagos, obras, duración del contrato, etc.

 

6. Reclamaciones de daños por culpa extracontractual. En ocasiones, el conflicto entre dos personas puede surgir sin contrato de por medio, pero que igualmente una parte causa daño a la otra y ésta reclama una indemnización. La indemnización puede ser solo económica, pero también puede reclamarse alguna forma de resarcimiento moral. En cualquiera de los dos casos la Mediación puede intervenir como forma de resolver pacíficamente los conflictos.

 

¿En qué se diferencia la Mediación Civil del Arbitraje?

 

Estos dos términos suelen confundirse, pero tienen entre ellos una diferencia muy importante. Un mediador/a no cuenta con autoridad para tomar ningún tipo de decisión sin que exista consenso o una aprobación por ambas partes. En cambio, un árbitro/a tiene poder y autoridad para tomar una decisión sobre la resolución del conflicto por ambas partes aunque sea sin su consentimiento.