curso online de mediacion

Tipos de Mediación: Hablamos de mediación familiar, mediación penal y mediación sanitaria.

1 / agosto / 2019

Si estás pensando formarte en mediación, es imprescindible que conozcas los tipos de mediación existes y así puedas enfocar tu futuro profesional sobre el ámbito en el que te hayas formado o aquel que te apasiona. En este post hablaremos concretamente sobre mediación familiar, mediación penal y mediación sanitaria.

 

La mediación, como ya hemos explicado en otras ocasiones, se define como un medio de resolución de conflictos, siempre en forma de acuerdo entre las partes. De hecho, para que el proceso de mediación llegue a buen puerto, siempre es necesario que todas las partes implicadas lleguen de forma voluntaria a un acuerdo, consiguiendo así que el conflicto se resuelva de forma satisfactoria para todas ellas.

 

Este proceso se lleva a cabo bajo la supervisión y el asesoramiento constante de un mediador/a, que es la persona encargada de dirigir el conflicto hacia un acuerdo común.

 

Sin lugar a dudas, la mediación es una profesión apasionante, ya que influye de forma directa y beneficiosa en la vida de las personas implicadas, teniendo el mediador/a una gran responsabilidad ante las partes y sus objetivos.

 

A continuación hablaremos en este post de 3 de los tipos de mediación más demandados y en expansión: mediación familiar, mediación penal y mediación sanitaria.

 

3 Tipos de Mediación

 

Como hemos comentado con anterioridad, desarrollaremos más en profundidad tres tipos de mediación que en la actualidad se están implementando en nuestro país de forma gradual y en aumento: mediación familiar, mediación penal y mediación sanitaria.

 

a. Mediación Familiar

 

De este tipo hemos hablado recientemente en nuestro blog, y se refiere a la gestión de todos los conflictos que pueden surgir en un núcleo familiar. No solo hablamos de divorcios o problemas en la pareja, sino también con herencias o cuidados de personas mayores o entre padres e hijos.

 

La mediación familiar es un método muy válido y que debe ser tenido en cuenta, ya que una familia enfrentada en los tribunales es un gran problema que ocasiona muchísimo dolor no solo a las partes implicadas en el conflicto sino a otros miembros de la familia.

 

curso mediacion familiar

 

Aunque parezca imposible, y sea un tipo de mediación con muchos sentimientos involucrados, es posible alcanzar acuerdos beneficiosos para todas las partes implicadas a través de un proceso de mediación familiar.

 

b. Mediación Penal

 

Este tipo de mediación ya ha demostrado los beneficios que esta forma de resolver conflictos puede ofrecer a la sociedad.

 

Hablamos de mediación penal en los procesos de resolución de problemas entre la víctima y el victimario de forma pacífica y con la ayuda de una persona imparcial al problema (el mediadior/a).

 

En mediación penal no solo se trabaja el conflicto en sí, sino también en la gestión e interiorización de las penas o condenas, siendo prácticamente en todos los casos necesario ya que una de las partes suele considerar injusta la condena resuelta en un juzgado.

 

curso mediacion penal

 

Es por este motivo que, cuando el conflicto llega a este nivel, es necesario intentar buscar una solución pacífica al problema para no llegar a acuerdos impuestos y no acordados entre las partes.

 

c. Mediación Sanitaria

 

Lamentablemente, en el sistema público de salud, son cada vez más comunes los conflictos en el propio centro médico: agresiones al personal, entre pacientes, rotura de equipamientos, etc. Es por ese motivo que la mediación sanitaria resulta cada vez más importante.

 

Es cierto que, por otro lado, los pacientes son cada vez más conscientes de su capacidad de reclamar ante tratamientos mal ejecutados, siendo esto un aspecto positivo.

 

Pues bien: para todos estos conflictos existe la figura del mediador/a dentro de un centro o institución sanitaria, encargándose esta persona de intentar resolver de forma pacífica y conciliadora todos los conflictos que pueden surgir en el centro: agresiones al personal, demoras, problemas con las citas, mala praxis, responsabilidades médicas, etc.

 

especialista en mediacion sanitaria

 

Este tipo de mediación no solo agiliza el proceso e intenta una satisfacción para todas las partes implicadas, sino que además, ayuda al centro médico a tener un feedback sobre posibles puntos de mejora y opiniones de los pacientes.

 

En próximos post desarrollaremos otros tipos de mediación para que puedas decidirte y especializarte en el ámbito que más te motive para tu futuro profesional.

 

¡Cuéntanos! ¿Te has especializado en alguno de estos ámbitos? ¿Cuál ha sido tu experiencia?

Fórmate con EIM

Consulta nuestros cursos expertos para ejercer la mediación

 

¡Infórmate!