¿Qué motiva a un abogado/a a convertirse en mediador/a?


Desde la publicación de la Ley 5/2012 y la puesta en funcionamiento del Registro de Mediadores en junio de 2014, el sector de la mediación cada vez ha ido cobrando más relevancia dentro del ámbito legal en España consolidándose, poco a poco, como la alternativa ideal para resolver conflictos por vía extrajudicial y su consiguiente ahorro de tiempo y costes para la Administración Judicial y la ciudadanía.

 

Hablar de mediación con un abogado/a puede ser un tema controvertido, en ocasiones se genera el debate  sobre un cierto intrusismo laboral pues cualquier abogado/a cuenta con varios casos a sus espaldas en los que se ha culminado con un acuerdo entre las partes, acuerdo al que, con total probabilidad, no se hubiera llegado sin su intervención.

 

No cabe duda de que al abogado/a se le pide ser un buen analista, con capacidad suficiente de interpretar de una forma jurídica, los asuntos que le presenta un cliente. Pero es más, no sólo debe ser un buen analista jurídico sino que además debería asesorar o aconsejar a su cliente sobre cuál es la mejor alternativa para resolver su problema concreto, ofreciéndole información sobre todas las opciones que existen: arbitraje, negociación, vía judicial o mediación.

 

¿Pero la mediación tiene alguna ventaja para el abogado/a? ¿Es rentable? Desde nuestro punto de vista sí.

Si hay algo que aprecian los mediados, es que pueden dar su versión completa de los hechos, algo que no siempre se da en un proceso judicial. No hay limitación de preguntas ni respuestas, ni formatos preestablecidos más allá del orden de las sesiones. Esa posibilidad de ser oído marca la diferencia, en la mayoría de los casos, entre un proceso de resolución satisfactorio o insatisfactorio, incrementando las posibilidades de contar con un cliente más satisfecho el cual recurrirá, probablemente, al mismo profesional que en su momento le ofreció la mediación como una forma alternativa de solucionar su propio problema con un menor desgaste emocional y de forma más económica, propiciando la recomendación a otros potenciales clientes.

 

Este hecho supone una nueva oportunidad para ampliar los servicios ofertados para los abogados/as ejercientes y un valor curricular añadido a los estudiantes de Derecho.

 

Desde Mainfor Learning Services y la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid hacemos llegar a estos profesionales la oportunidad de formarles e inscribirse como mediadores oficiales ante el Ministerio de Justicia, requisito fundamental para empoderar los acuerdos que se alcancen.

 

Más información sobre el Programa Universitario, aquí.

 

Alejandro Muñoz
amunoz@mainfor.edu.es
Asesor del Programa Universitario de Mediación Civil, Mercantil y Familiar