¿Que es la formación continua?

Cada 5 años, todos los profesionales de la mediación necesitan actualizarse y recibir formación continua para poder seguir desempeñando su oficio de forma idónea y con plenas garantías, mediante cursos de “reciclaje” específicos de 20 horas de duración mínimo.

La formación continua en mediación familiar o cualquier especialidad, tal y como se recoge en la Ley 5/2012 de Mediación y el Reglamento posterior que la desarrolla, es de carácter obligatorio para todos los mediadores que quieran continuar ejerciendo su actividad profesional.